Walter Bower maniobra en la justicia para desvincularse del proceso por tortura

61

El exministro del Interior Walter Bower está maniobrando en el Poder Judicial para ser desvinculado del proceso que se le sigue desde hace 18 años por tortura. Pidió su sobreseimiento definitivo. El caso está en manos del juez Gustavo Amarilla.

En prosecución de la audiencia preliminar por hecho de torturas, el abogado Jorge Vasconsellos, en representación de Walter Bower, solicitó ayer el sobreseimiento definitivo de su cliente. El letrado argumentó que nunca sucedió el delito de tortura contra el comisario Alfredo Cáceres y el oficial Jorge López, quienes denunciaron el caso en el año 2000.

Vasconsellos en su extensa exposición pidió incluir una serie de pruebas y excluir otras para probar que Bower no tuvo participación en el hecho investigado en este expediente.

El juez penal de Garantías Gustavo Amarilla decidió llamar a un cuarto intermedio y la audiencia va a proseguir el próximo lunes a las 9:00.

La próxima semana le tocará el turno para exponer sus argumentos a la defensa del excomisario Merardo Palacios, otro procesado.

Anteriormente la defensa de Osvaldo Vera ya planteó también una serie de incidentes de nulidad y pidió que no se prosiga con la diligencia, atendiendo que existe una inconstitucionalidad, donde se pide el cambio de calificación y que fue presentado por Bower, quien pretende ser juzgado solo por lesión y no por tortura. Este último hecho no prescribe y si consigue que se modifique la calificación, la lesión ya está prescripta.

Este incidente se encuentra en la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y de darse el cambio de calificación, la defensa de Bower puede solicitar la extinción de la causa por haber transcurrido ya 18 años desde la supuesta comisión del hecho y superó el doble de tiempo de la pena.

Todos los incidentes que plantearon las partes serán resueltas por el magistrado Amarilla al final de la audiencia preliminar.

La fiscalía solicita que el caso sea elevado a juicio oral y público contra los acusados. La tortura se dio en la Marina durante el gobierno de Luis González Macchi.

LOS ANTECEDENTES

El 18 y 19 de mayo del 2000 un grupo de policías acusados de intentar perpetrar un golpe de Estado contra el gobierno del entonces presidente Luis González Macchi fueron arrestados por sus mismos camaradas. El oficial Jorge López y otros policías denunciaron haber sido torturados en la sede de la comisaría 11ª Metropolitana en la mañana del 19 de mayo.

Los detenidos fueron trasladados hasta la comisaría 11ª, que no era la de la jurisdicción en donde ocurrieron los hechos (microcentro) pero era estratégica porque en esa jurisdicción estaba la residencia de Bower. El comisario Alfredo Cáceres afirmó que el 21 de mayo de 2000 fue torturado por los mismos policías bajo supervisión de Bower en la Marina.

Fuente: Diario ABC color

Commentar

commentarios

Mira además

Indignados advierten a la Fiscalía de que si no actúa será objeto de repudio

Ayer fue el noveno día en que los indignados salieron a las calles para repudiar una vez m…