Otra minera fue despojada de uno de sus permisos en Paso Yobái

25

Conflictos judiciales y sociales sin resolver, irrisorio canon impago y concesión arrebatada. El mismo esquema que usaron para despojar Minas Paraguay a inversionistas extranjeros fue utilizado para sacar a Lampa uno de sus permisos. El Estado entregó el permiso a un hombre que no puede pagar una deuda de G. 400.000.

De trabajar en una empresa que vende equipamientos de cocina a ser dueño de una mina de oro. Cambio drástico en la vida de Edgardo Gustavo López Domínguez.

En abril pasado, en el Viceministerio de Minas y Energía recibieron un proyecto de prospección de minerales metálicos y no metálicos en Paso Yobái. El documento, de 33 páginas, hablaba de una superficie total de 2.449,58 hectáreas.

Casi la misma superficie había sido arrebatada poco antes a la firma Latin American Minerals Paraguay (Lampa) la única empresa que cuenta actualmente con permisos de explotación de oro en el pequeño distrito del departamento del Guairá.

Esquema repetido 

Lampa exploraba oro sobre una superficie de 2.971 hectáreas al noreste de Paso Yobái. La zona fue descubierta por esta empresa subsidiaria de una firma canadiense hasta que el MOPC le arrebató el contrato de concesión alegando falta de pago del canon correspondiente.

Juan Carlos Benítez, exdirectivo de la empresa y hoy titular de la Asociación de Geólogos del Paraguay, indicó ayer a Radio ABC Cardinal que la empresa había cumplido con la exigencia, un poco retrasados, pero lo hicieron.

Fue repetido el mismo esquema que utilizaron con los inversores extranjeros de Minas Paraguay. En el caso de estos, una variante: fueron amenazados por Eduardo Heisecke Mazó, socio comercial del directivo de las empresas del grupo Cartes y ministro jefe del gabinete presidencial, Juan Carlos López Moreira.

Siguen justificando

Notoriamente molesto y a los gritos por momentos, el viceministro de Minas, Mauricio Bejarano Martín, intentó justificar esta concesión diciendo primero que se trataba de un pequeño proyecto de prospección y luego asegurando que habría que revisar quién prestó la solvencia económica a López Domínguez, aunque la ley exige que el concesionario sea el que presente solvencia económica y técnica.

Desde el inicio de sus operaciones en Paso Yobái, Lampa sufrió el asedio de mineros informales y políticos que realizaron hasta ataques con armas de fuego contra el predio.

 

fuente: abc color

Commentar

commentarios

Mira además

Defensa de Bower apeló fallo

La defensa de Walter Bower presentó una apelación en la que cuestionan la imposición de me…